Usted está aquí

23/01/2020

El Cabildo de Tenerife impulsa un piso para mujeres que quieran abandonar la prostitución

El Día (Tenerife)

La consejera de Acción Social y Prevención de la Violencia de Género del Cabildo de Tenerife, Marián Franquet, confirmó ayer que la administración insular va a habilitar un piso de transición para ayudar a mujeres prostituidas que quieran abandonar la prostitución. Este proyecto se desarrollará en colaboración con las entidades y asociaciones que trabajan con este colectivo y que atesoran una amplia experiencia en este tipo de casos.

Franquet hizo este anuncio tras una primera reunión mantenida con representantes de los colectivos La Casita, Médicos del Mundo y Hermanos de la Cruz Blanca, tres entidades especializadas en la atención del colectivo de mujeres prostituidas en la Isla de Tenerife.

"Hemos tenido una primera reunión de contacto y puesta en común de ideas, necesidades y problemas, así como de la situación actual. Esto nos va a permitir iniciar una colaboración para que, por primera vez, el Cabildo de Tenerife empiece a trabajar y a afrontar un tipo de violencia de género que son las mujeres prostituidas", remarcó Franquet.

La consejera recordó que "desde que ese concepto aparece recogido en la Ley 16/2003, de Prevención y Protección Integral de las Mujeres contra la Violencia de Género, entendemos que no se trata de una cuestión de voluntad, sino una obligación legal".

Para avanzar en este objetivo y ofrecer a estas mujeres el apoyo más adecuado que sea posible, Franquet considera "fundamental contar con los colectivos que llevan años trabajando, solos, con las mujeres prostituidas de la Isla de Tenerife".

Marián Franquet añadió que la habilitación de este piso de transición, "que se hará efectiva una vez que se lleven a cabo los trámites administrativos preceptivos", permitirá que las mujeres prostituidas puedan partir de la base de tener una lugar en el que residir durante un tiempo determinado, mientras realizan itinerarios laborales o formativos que les permitan reorganizar su vida e independizarse, fuera del mundo de la prostitución.

Según indicó la consejera insular socialista, "esta es la primera de las actuaciones que acordamos y que estará coordinada con los colectivos sociales que trabajan con las mujeres prostituidas", con el objetivo de avanzar también en el diseño conjunto de una estrategia más general.

Ya en la presentación de los presupuestos del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), Marián Franquet reconoció la necesidad de la puesta en marcha de un plan de atención integral para atender a "las víctimas de este tipo de violencia de género que es la prostitución".

Una de las principales líneas que centrarán la acción del IASS durante el ejercicio de 2020 será la atención a las mujeres víctimas de violencia de género, que este año contará con 8,3 millones de euros, un 10,6 por ciento más. El convenio plurianual suscrito con el Instituto Canario de Igualdad permitirá mantener e incrementar los servicios que se prestan en la Isla.

El presidente insular, Pedro Martín, ya señaló durante la presentación del presupuesto anual del IASS el "compromiso fundamental del Cabildo de Tenerife, a través del que actualmente se atiende a unas 5.000 mujeres".

La consejera insular avanzó entonces que este año se pondrá en marcha "un servicio especializado en la atención a mujeres víctimas de agresiones sexuales" y este proyecto específico orientado a mujeres prostituidas.

Según el informe sobre la prostitución en las Islas 'Percepción social de la prostitución de mujeres y análisis de la demanda prostitucional en Canarias', unas 3.000 mujeres ejercen la prostitución en esta comunidad autónoma, realizando una actividad "normalizada y banalizada". La investigación, realizada por la profesora de sociología de la Universidad de La Laguna (ULL), Esther Torrado , es la mayor muestra de encuestas realizadas en España a prostitutas y hombres que pagan por un servicio sexual.

Este estudio revela cómo la sociedad ha normalizado la violencia sexual como un servicio, confirmado por "4 de cada 10 hombres, que pagan por sexo".

Financiadores